ENVÍOS A TODO EL MUNDO

Playa Esperanza

 Playa Esperanza es un clásico en Tulúm. Lo digo porque es de mis lugares favoritos, ya que es de los pocos lugares que no son pretenciosos y que siguen con la esencia del Tulúm de hace varios años, cuando sólo habían palapas y la luz en la playa no era opción.

Es uno de los pocos lugares donde los precios siguen siendo razonables y en el hotel cuentas con todas las opciones de hospedaje, desde cuarto, doble, triple,  suites conectadas o torres que las puedes rentar  completas tipo casa, baño privado, compartido y la opción de rentar el hotel entero para eventos, bodas y  cenas o fiestas muy muy chic, como las que organiza @xamanictulum.

 Esperanza es una pequeña joya de Tulúm, que no todos la conocen porque está del lado izquierdo de la playa, o sea, del lado de las ruinas, y por las tardes casi siempre hay música en vivo, con bandas locales y extranjeras tocando salsa, blues, rock o reggae; todo esto porque el dueño, otra joya de Tulúm, conocido como Don Álvarito, además de ser un gran amigo, es una gran persona, amante de la música y las antigüedades.  Objetos muy simpáticos y frases como  “Mujer que no exige nada, se merece todo.”, cosa que difiero porque luego los hombres no son adivinos, y muchas veces hay que decirles las cosas no una sino tres veces,  pero ese sería otro artículo, así que no me voy a desviar… Frases cotorras y venta de “remedios para el amor”, brujerías caseras, o poción para un “levantón” se venden en el lobby del hotel, y caminar descalzo entre palmeras y cocos, con el cielo estrellado de cielo, la brisa y hamacas entre las palmeras,  es una gozada máxima.

 

El restaurante abre desde la mañana para desayuno, estilo mexicano, con salsas de chiles bastante bien logrados, y al medio día y por las tardes antes de las 5pm, algún grupo guapachoso nos deleita con sus música, mientras te tomas una chela bien elodia con, una michelada, o una agua de menta con limón, acompañada de un ceviche delicioso llamado “sombra verde” y te lo sirven en un plato de madera tallada. El hotel es en resumen: exquisito, tropical y te sientes en casa desde que llegas. Qué mejor que estar  con una margarita en la mano, mientras admiras la vista al mar desde una cama de tela con techito de palitos y meseros amables.

 

Todo el staff es un encanto, en su mayoría yucatecos, que con una sonrisa te recuerdan que Tulúm y su magia siguen vigentes, mientras admiras como el sol baja,  las nubles y el mar se derriten en el horizonte de Playa Esperanza como algodones color pastel entre las olas de nuestro incomparable caribe mexicano.

 

@playaesperanzatulum  www.playa-esperanza.com

PROMO CODE: MALOSATULUM y recibirás 10% de descuento diciendo que viste en el blog el hotel PLAYA ESPERANZA.

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published

English
English